¿Cómo funciona una célula fotovoltaica?

|

Uralita | Solar | RVE | Entrevistas | Proyectos | Soluciones técnicas | Sostenibilidad

La energía solar es una fuente de energía renovable cada vez más popular y vital en la lucha contra el cambio climático. En el corazón de la generación de esta energía se encuentran las células fotovoltaicas, conocidas como células solares. ¿Pero cómo funcionan exactamente? En este artículo, exploraremos el proceso detrás de estas maravillas tecnológicas que convierten la luz solar en electricidad de forma sencilla y efectiva.

¿Qué es una Célula Fotovoltaica?

Una célula fotovoltaica, también llamada célula solar, es un dispositivo que tiene la capacidad de convertir la luz solar en electricidad a través de un fenómeno conocido como el efecto fotoeléctrico . Esto es posible gracias a los semiconductores, principalmente el silicio, que componen la célula. Estos semiconductores son los protagonistas que posibilitan la conversión de la energía luminosa en energía eléctrica.

Ésta es la estructura de una célula fotovoltaica:

El Efecto Fotoeléctrico

El principio básico que rige el funcionamiento de una célula fotovoltaica es el efecto fotoeléctrico. Cuando la luz solar incide sobre la célula, los fotones de luz son absorbidos por el material semiconductor. Este proceso genera electrones y agujeros en el material. El este video, podemos ver al detalle cómo funciona este fenómeno.

Cuando los fotones de luz generan pares electrón-tendrá en el semiconductor, los electrones se mueven hacia una dirección mientras que los agujeros se mueven en la dirección contraria. Esto crea una corriente eléctrica dentro de la célula. Cuando conectamos la célula a un circuito externo, esta corriente fluye a través del circuito, generando electricidad que puede utilizarse para alimentar dispositivos eléctricos o cargar baterías.

Tipo de Células Fotovoltaicas

Existen varios tipos de células fotovoltaicas, siendo las más comunes las de silicio cristalino y las de silicio multicristalino. Las de silicio cristalino suelen ser más costosas pero ofrecen un mayor rendimiento, mientras que las de silicio multicristalino son más económicas y funcionan bien en condiciones de baja iluminación.

En resumen, una célula fotovoltaica es el componente clave que permite a los paneles solares convertir la luz solar en electricidad. Gracias al efecto fotoeléctrico y los semiconductores, estas células juegan un papel fundamental en la generación de energía solar limpia y sostenible. Entender cómo funcionan estas células es esencial para aprovechar al máximo el potencial de la energía solar y avanzar hacia un futuro más sostenible.

Si está interesado en conocer más detalles sobre las placas solares o está considerando una instalación similar, estaremos encantados de atenderle. Contacte  con nosotros y juntos haremos realidad sus objetivos energéticos sostenibles.

Formulario de Contacto página principal

Persona de contacto

Instalación Fotovoltaica

¿Qué más necesitas?

Powered by